Skip to content
Opciones
Narrow screen resolution Wide screen resolution Auto-adjust screen resolution Increase font size Decrease font size Default font size

Por un pacto de izquierdas en Casabermeja
Escrito por Andrés   
Jueves, 02 de Abril de 2009 01:30

 La primera razón es una lítote, no hay razones para no tenerlo.  Creo que en Casabermeja durante mucho tiempo en la política municipal se han exagerado las diferencias entre ambos partidos, pero en la realidad las coincidencias han sido mucho mayores que las discrepancias.

De hecho, cuando en mi última etapa como alcalde recibí el apoyo del grupo socialista en la elección de alcalde, pensé que IU debía corresponderle ofertándole la posibilidad de formar parte del equipo de gobierno a través de la gestión de algunas concejalías. Fuimos varios los compañeros que veíamos positiva su integración en las áreas de gestión, pero en ese momento, seguramente no explicamos bien el objetivo de dicha propuesta, y ante las reticencias de una parte de nuestra organización, no se quiso hacer de dicha cuestión motivo de discordia interna.

Sinceramente la oposición del PSOE no ha sobrepasado ciertos límites que, en cambio, el PP ha rebasado en su estrategia opositora del todo vale con tal de desgastar al equipo de gobierno. Se ha utilizado la insinuación y la descalificación personal. Se ha criticado de manera cruenta hasta rozar lo personal, se han postulado de  manera insidiosa como victimas de agresiones en altercados que realmente no existieron. No ha existido reparo alguno en crear alarma social con tal de sacar ventaja política, como dudar de la salubridad del agua, etc.

Creo que en el PP existe cierto miedo a que el acuerdo “natural” entre dos grupos de la izquierda se produzca, y han intentado remover viejas rencillas del periodo en que la relación entre ambos grupos fue más conflictiva, y en las que, en todo caso, los actuales miembros del equipo de gobierno ni tan siquiera participaron por razones de  edad u  otras.

Hoy la mayoría de las personas de menos de treinta y tantos años, han conocido una relación entre ambos partidos poco conflictiva, y donde el PP, sobre todo en los últimos años, a nivel local como a nivel nacional,  se ha enfrentado con dureza tanto a IU como al PSOE. Creo que para  la mayoría de votantes resulta inexplicable que hasta ahora no se haya materializado un mayor entendimiento en la política local, al modo en que en un buen número de pueblos, y en Diputación acontece.

Por eso saludo con entusiasmo que pueda existir un acuerdo de ambos grupos para formar un cogobierno en nuestro pueblo.  Creo que es una experiencia que no se da desde la primera corporación democrática, y que sería bastante positiva para el pueblo. Para los miembros de la corporación del PSOE supondría asumir el reto de gobernar, de adquirir una experiencia de gobierno que la mayoría no ha tenido; al grupo municipal de IU le supondría adquirir nuevos hábitos de colaboración, de compartir la gestión, y de hacerlo con perspectiva integradora y de síntesis. Y para los que más allá de los partidismos concretos, nos sentimos muy confortados siendo gobernados por una mayoría plural de izquierdas en el municipio, el acuerdo nos aporta la tranquilidad de una perspectiva de futuro de gobiernos progresistas para Casabermeja. Donde el entendimiento y la colaboración entre los dos grupos den un impulso importante a nuestro pueblo, con un desarrollo sostenido y sostenible, con un impulso a la participación ciudadana, con una gestión eficaz, y al mismo tiempo de alta sensibilidad social. Estos principios, desarrollo sostenible, participación, rigor en la gestión y apuesta por lo social y por lo público, seguro que  impregnarían la gestión de las distintas áreas, si dicho acuerdo se llegara a  materializar.

Y lo que es más importante, el que   sin anular los matices diferenciadores de ambos partidos,  se favorezca desde el cogobierno municipal, el que  cada vez un  mayor número de los vecinos de nuestro pueblo se impregne de esos valores progresistas, compartidos socialmente por el electorado de las dos opciones de izquierdas.

Para ello, el trabajo y la colaboración son positivos para que se vaya más allá del acuerdo programático y de gobierno, y se llegue también al ámbito ciudadano, no institucional.

Creo que la cordialidad,  claridad y lealtad en la relación personal, el compartir los problemas del día a día,  y la búsqueda en común de soluciones,   fortalecería  ese pacto que hoy se hace necesario.

 



Última actualización el Domingo, 12 de Abril de 2009 16:28