Skip to content
Opciones
Narrow screen resolution Wide screen resolution Auto-adjust screen resolution Increase font size Decrease font size Default font size

Zona de debate


Debes de registrarte para escribir opiniones. Lo puedes hacer en el cajetín gris de la derecha, pulsando "regístrese aquí" Después recibirás un e-mail para que confirmes el registro y verifiquemos su autenticidad. También queremos recordar que tanto tu e-mail como la IP que tu ordenador utilizada para la conexión a internet quedará registrada en el servidor. Con esto solo queremos hacer, desmarcándonos de otros foros, un debate constructivo libre de insultos y amenazas.


antonio     08 Junio 2008 23:33 |
: Aznar política internacional política nacional
En eso se convierten el presidente Bush, su camarilla y los que le apoyaron desde Europa, al saberse que las razones que se alegaron para la invasión de Irak fueron inventadas.

A no ser que los engañados, ante esta revelación, ahora oficial, se desmarquen, ofendidos, indignados. No es suficiente alegar entre risas, como hizo el señor Aznar, que su error es no ser tan listo como otros y darse cuenta de las cosas más tarde que los demás. Aunque lo niegue, en diferentes ocasiones hizo de portavoz de las mentiras de Bush y su gente, que ahora se reconocen falsas.

Si no es cómplice de este genocidio, si es cierto que se tragó las mentiras porque, como él afirma con cinismo, es más cortito que los demás, lo tiene muy fácil para proclamar su inocencia y recuperar su condición de hombre decente. Le basta con descolgar el teléfono, llamar a su amigo el presidente de los Estados Unidos de América, democráticamente elegido, y decirle: “George, me engañaste, creí tus mentiras de buena fe, hiciste que estafara a mi pueblo, parte del cual confiaba en mí, hiciste que fulmináramos la legalidad internacional, y todo, para provocar un despiadado genocidio. George, quiero manifestarte mi desprecio por haberme utilizado, por abusar de mi ingenuidad, deslumbrado ante la posibilidad de que aquella foto que ha provocado tanta muerte, tanto derramamiento de sangre inocente, tanto terrorismo, tanto dolor, tanta crueldad innecesaria, estuviera en todos los libros de historia con un pie en el que se nos reconociera como apóstoles de la libertad y no de la muerte. George, tú has hecho de mí un genocida, por eso te desprecio y tengo que decirte que tú, y no yo, eres un criminal despiadado”.

De otro modo, será cómplice y tendrá que pagar por ello.

debate     08 Junio 2008 22:52 |
Más de 200 asistentes al foro crítico de IU auspiciado por Caballero
La mitad de los que acudieron fueron horas más tarde a la ponencia de AnguitaCh. S. / Sevilla | Actualizado 08.06.2008 - 05:04


0 comentarios
1 voto


En la corriente crítica de IU más de uno hizo ayer doblete. De las más de doscientas personas que acudieron en Sevilla al foro de debate convocado por el sector liderado por la ex portavoz parlamentaria Concha Caballero y el ex diputado autonómico José Cabrero, casi la mitad acudió horas más tarde a la ponencia de Julio Anguita sobre su manifiesto No hay tiempo para más dilaciones para la reconstrucción política de la federación, en este caso, organizada por otra parte del sector, encabezada por Sebastián Martín Recio. Según algunos asistentes a ambas citas, la principal diferencia radicó en su contenido. Mientras la clave del primer encuentro fue más amplia y orientada hacia el papel que juega la izquierda en estos momentos, el segundo tuvo como único eje la situación interna de IU ante sus procesos asamblearios, que acaparó buena parte de las preguntas, que no debate, que se lanzaron a ex coordinador de IU.Sin embargo, para Caballero, el 'éxito' del foro no se midió tanto en número de asistentes como la diversidad de su procedencia, dando al encuentro el cariz de una reunión 'de lo que está a la izquierda del PSOE', aseguró. Del ámbito político acudieron CUT, CGT, PSA -que se dividió para asistir también al congreso del PA-, Nueva Izquierda, Los Verdes o el ex coordinador de IU Luis Carlos Rejón, y del asociativo hubo representantes de movimientos como el Foro Social. Aunque no pudo acudir por estar en la Feria del Libro de Madrid, como ya hiciera en el anterior foro de La Luisiana, el poeta Luis García Montero, se alineó con esta propuesta y envió un saludo.Otro elemento de satisfacción para Caballero fue la amplitud de opiniones que salieron a debate en los tres talleres en los que se articuló el foro, que fue 'tan enriquecedor' que han decidido continuar en esta línea, emplazándose a una nueva cita para finales de año o principios del próximo. El hecho de situar este nuevo encuentro tan lejano en el tiempo es para demostrar que su intención 'no es utilitarista' y para no interferir en los procesos internos de IU que tendrán lugar en otoño.
_________________________________________________________________

el rocio     07 Junio 2008 10:24 |
El Fedeguiki¡PPerrea, PPerrea!

El Fedeguiqui mola mogollón

lo bailan en la COPE, El Mundo y La Razón

dale Fedeguiqui a los peperitos

que con Fedeguiqui se ponen muy tontitos

Lo baila Rajoy, lo baila e$PPeranza

lo baila PPedroJeta con corpiño y con tanga

lo baila la Botella, lo baila Aznar

lo bailan en la sede del Partido Popular

Y el Fedeguiqui se baila así:

¡Uno! ¡Se rompe España!

¡Dos! ¡El 11-M!

¡Tres! ¡De Juana Chaos!

¡Cuatro! ¡La rendición!

Baila Fedeguiqui, baila Fedeguiqui

lo baila Luis del Pino y también sus friquis

Lo bailan los obispPos, lo baila ?Hazte Oír?

lo baila de noche Dragó en Telemadrid

La niña de Rajoy, los fines de semana

lo baila con Pujalte, Acebes y Zaplana

En una manifa del Alcaraz

pusieron Fedeguiqui ¡y todos a bailar!

¡Bailar! ¡Bailar, bailar!

y el Fedeguiqui se baila así. . .
No Comments yet...

Categories:

pepe     07 Junio 2008 09:59 |
: política racismo
Es creencia general que la Guerra de Secesión norteamericana se libró para poner fin a la esclavitud. La realidad fue bastante más compleja: aquello fue el enfrentamiento entre dos modelos de sociedad basados en dos tipos de economía. Los nordistas rechazaban el racismo, es cierto, pero en buena medida porque en el Norte apenas había negros. En cuanto los esclavos emancipados empezaron a emigrar en masa a su terreno, surgieron también allí el racismo y la discriminación. Y los guetos.
Durante mucho tiempo, en España se oyó mucho esa misma cantinela: “Nosotros no somos racistas”. ¿Con quién lo íbamos a ser, si no había más inmigración que la interna? Como en el caso de los yanquis, aquí el racismo y la xenofobia sólo han cristalizado cuando nuestras ciudades y pueblos han empezado a vestirse de colores exóticos. Las culturas, las costumbres y las voces distintas se superponen a las locales, y ya se sabe que la diferencia es la contradicción.

En España siempre ha sido llamativo el rechazo étnico dirigido contra las gentes gitanas y las mercheras, mal llamadas quinquis. La hostilidad hacia ellas no era racismo, porque no son de otra raza, ni xenofobia, porque son tan aborígenes como cualquier español de pro, sino más bien culturofobia, dirigida contra sus costumbres y sus códigos de conducta, peculiares y endogámicos.

Pues en ésas estábamos cuando llegaron en tropel los rumanos, muchos de ellos gitanos, y se instalaron por media España.
Con lo cual ya la tenemos montada.

Nos alarmamos –con razón– viendo cómo se las gasta Berlusconi, dispuesto a expulsar de su país incluso a los gitanos que tienen nacionalidad italiana. Pero haríamos mal en pensar que Il Cavaliere representa un fenómeno extraño. En Utrera (Sevilla), 603 vecinos han pedido que los rumanos sean expulsados de la localidad. Sostienen que muchos tienen comportamientos incívicos. ¿Sí? Pues que los localicen y los sancionen, pero individualmente, incívico por incívico. Pretender la expulsión indiscriminada de colectivos étnicos enteros evoca episodios históricos muy inquietantes. Algo muy semejante hicieron por allí hace siglos con los judíos.

debate     07 Junio 2008 09:36 |
MANIFIESTO "LA IZQUIERDA TIENE FUTURO"
Ciudadanos y ciudadanas, pertenecientes a diferentes líneas de pensamiento, en el marco de la antiglobalización, coincidimos en la necesidad de repensar los diferentes proyectos políticos de la izquierda transformadora, contando con todas aquellas personas que desde la ex-militancia o la actual militancia política, con los activistas de los movimientos sociales, con los creadores de opinión, con el movimiento obrero clásico, y con los emergentes, con los profesionales, con los jóvenes, con las feministas, con los ecopacifistas, con los internacionalistas, y con los nacionalistas, queremos contar con esa parte de la ciudadanía que se abstiene porque no encuentra el referente ético y alternativo.

kechu     07 Junio 2008 00:31 |
Vaya por delante mi autocrítica, si en algo he contribuido a “esta
situación”, pero pongo por testigo a mi coherencia, que es de lo más
preciado que me queda, de que si tengo un átomo de responsabilidad ha
sido inconscientemente.
Y me pregunto: ¿Pero a quién se le ha ocurrido apretar el botón
nuclear, a quién se le ha ocurrido poner en funcionamiento “la noria”,
a quién se le ha ocurrido activar el artefacto de los mil manifiestos?
¿Se han dado ustedes cuenta, que cada general ha escrito una epístola?
¿Quién está haciendo circular el método diabólico de la ”matemática
rupturista”, de estructurar “la operación de cálculo de la suma”:
segregando, troceando, fracturando, excluyendo y fagocitando? ¿Qué
investigación de la Comunidad Internacional ha dogmatizado sobre que
la
aritmética, que se debe aplicar en política es la que multiplica,
“restando”? ¿Pero no han visto ustedes las caras despavoridas de la
tropa, paralizadas o corriendo, ante tamaña “ceremonia de la
confusión”? ¿Se puede saber, en el regate corto, qué tienen ustedes
previsto? ¿Alguien tiene
algún diseño oculto, o plan B? ¿Alguien ha decidido que ganan o ganan?
Si alguien se está preparando para la ruptura deberíamos estar
informados.


En “mi proyecto” (que es el de IU), caben desde el más ortodoxo al más
heterodoxo, ¿quepo yo en el de los dos?. Si este ruido de sables, está
planteado, sólo en clave de poder, avísenme para bajarme.


Yo sí firmé el primer manifiesto porque decía: “nos hemos equivocado,
hay que rectificar” (desde una IU abierta y plural). Al resto de los
manifiestos no tendría problema en adherirme, pero creo que se nos ha
acabado el tiempo.


Permitidme compartir públicamente lo que siento personalmente: si
llevo toda la vida contigo… luchando contra las dictaduras, la
intolerancia y la injusticia, ¿cómo tú, amigo del alma, vas a estar en
la otra orilla? ¡Que no!, ¡que me revelo en solitario y con la mayoría
silenciosa! No quiero, no queremos más rupturas, vamos a remontar las
crisis, los malos resultados electorales, el vuelo rasante; saltémonos
la tapia de la miopía del “hoy”; y hagamos la pedagogía política de lo
que este país y esta Andalucía está pidiéndonos a gritos: que es una
fuerza política para el cambio y no para el retoque.


Ahora lo que toca es ver cómo se ponen los cimientos para “confluir”,
para “recomponernos”, para “reconciliar” las partes. Nada menos útil
para la sociedad que un proyecto frentista; la izquierda alternativa y
transformadora nos necesita unidos/as en la diversidad. Hacen falta
muchas voces en un solo proyecto unitario, democrático y soberano. La
utopía de cualquier militante de IU, hoy es cambiar el mundo y ver
pluralmente unidos/as a sus dirigentes, para ganar en la sociedad:
espacios, luces y alianzas con la ciudadanía y reflotar la izquierda
del siglo XXI que es tan posible como necesaria. Por eso algunos/as
pensamos, que IU tiene futuro.


carmen     05 Junio 2008 20:23 |
LA VIDA ES DIVERSA (2)



Al marido de Lola le han dado una paliza. En el centro de su pueblo, al atardecer de esta primavera. Estaba sentado en su coche, esperando en doble fila mientras Lola hacía algunos encargos, cuando un todo terreno le rozó el espejo retrovisor.
- ¡Joder, tened cuidado con lo que hacéis!
El todo terreno volvió a los pocos minutos, con tres ocupantes. Un muchacho, aparentemente normal, les indicó a los otros dos:
- Ese es el cabrón.
Y lo molieron a golpes, con un odio incomprensible, hasta que la nariz y la boca le sangraban tanto que los golpes resbalaban.
Desde ese día Curro no es el mismo. Se mira al espejo su cara hinchada, con todos los violetas y amarillos de un pintor deprimido y no se reconoce. Pero no es la cara lo que le duele, es el alma.
Curro es grande como un oso, tiene 45 años y, desde que era un niño, trabaja en la construcción. Estos meses anda un poco preocupado por la crisis de su sector. No sabe si, después de la obra en la que trabaja, vendrá otra o si se verá en la cola del paro. Su mujer le dice que no se preocupe, que no hay otro tan formal, tan trabajador como él, y que no le va a faltar el curro.
Después de la paliza, ha venido a visitarlo medio pueblo. Su casa es como un velatorio sin cadáver. Ha muerto la normalidad.
- ¡Hacerle esto a Curro…! ¡No tienen vergüenza!
Sus hijos, todavía pequeños, contemplan con horror la cara picassiana de su padre. Lola, pretende animarlo, pero no puede dejar de llorar a escondidas.
Aunque ya se ha curado, Curro no es el mismo. Apenas quiere salir de su casa. No es miedo, no. Es una vergüenza extraña.
Lola lo comprende y ha dado con la solución. Un día vuelve a casa y le dice:
- Lo que ha pasado, Curro, es que te han confundido con otro.
- ¿Quién te lo ha dicho? –pregunta él.
- La policía –miente ella- Por lo visto son una banda que se dedica a vender droga y te han confundido con uno que les debe dinero.
- ¿Y cómo es que no me han dicho nada?
- Porque no quieren que nadie se entere, hasta que los cojan.
“Claro, -piensa él-, me han confundido con alguien que ha hecho algo malo… con uno que no es del pueblo… con alguien que no es como yo, aunque se me parezca”. Y sonríe por primera vez en un mes

progresista     05 Junio 2008 19:56 |
MI AMIGA ES UNA IZQUIERDISTA: INMIGRANTES




- O sea, que todo era mentira –dice ***, echándose para atrás en la silla.
- No, mujer, mentira no. Era campaña electoral –dice Alejandro, con un tono conciliador.
- Mentira para engañar a la gente de izquierda. Ese teatrillo en el que Zapatero reprochaba a Rajoy su postura sobre la inmigración…
- Es que, al final, la realidad se impone. Y, afortunadamente, el gobierno está teniendo sensatez –Alejandro habla como quien quiere conformar a un niño.
- Te veo contento, ahora, con el gobierno de Zapatero –dice *** con una sonrisa irónica.
- Contento no, pero reconoce que están haciendo las cosas de otra manera.
- O sea, más de derechas. Lo que me faltaba es que el “gobierno de la alegría” vote echar a los inmigrantes, por las buenas o por las malas, e incluso a los niños…!qué pasada¡
- No comprendo por qué lo ves mal…Poneis el grito en el cielo por cualquier cosa. Igual que con el contrato de integración, Zapatero ya ha reconocido que quería llevarlo a cabo pero que se le adelantó Rajoy y tuvo que decir que no.
- El PSOE y sus dobles discursos…Ahora, más miedo, más represión, menos derechos humanos para los inmigrantes…
- No seas romántica –dice Alejandro- los inmigrantes estarán aquí, en la medida en que nos hagan falta. Y punto.
- Los inmigrantes están aquí porque no pueden vivir en su tierra. Nada de “y punto”. No vas a contener el rio con las manos. Lo único que quereis es criminalizarlos, meterlos en un ghetto, alimentar los argumentos más bajos de la sociedad…
- ¡Ya estamos con la poesía…¡ En vuestras posiciones solo están los poetas y los titiriteros.
- ¡Habló Jiménez Losantos…! Por cierto… ¿quién cuida a tu madre enferma y quién lleva tus niños al colegio?
- No sé por qué me lo preguntas, ya lo sabes –Alejandro habla como recitando-Unas inmigrantes magníficas, que por cierto, todavía no he conseguido legalizar.
- Ahora estarán más asustadas…podrás pagarles menos.
- O llamar para que me las legalicen…a fin de cuentas son “mis inmigrantes”- dice Alejandro, mientras apura el café- ¡Qué bruja eres! Sacas lo peor de mi.
- Porque lo tienes.

estado laico     04 Junio 2008 22:01 |
confesión Hacienda pecado
Ya es muy común la frase de “Confesarse a Hacienda” para referirnos al acto doloroso de la presentación de la declaración de la Renta. Más que un hallazgo literario es una consecuencia lógica de nuestros terrores infantiles. Venimos de una cultura de culpabilidad sólidamente armada por la religión católica que ha mantenido la confesión de parte, el reconocimiento de los pecados, ante el tribunal eclesiástico del cura en el confesionario. Sin confesión no hay absolución, pero si te has olvidado de alguno de los pecados la absolución no sirve.

Por si acaso, ya el curita se encargaba de dar un repaso a nuestra conciencia, en una especie de borrador que presentaba para nuestra aprobación, con un cuestionario que mostraba la obsesión definitiva de la clerigalla: el sexo en todas sus variantes, los tocamientos, los pensamientos impuros. No recuerdo jamás, cuando todavía me esforzaba por zafarme de su telaraña, que en aquel cuestionario entraran preguntas sobre si había robado, maltratado de palabra u obra, o si había murmurado, si había pateado a un perro o albergaba tendencias al gamberrismo.

Con semejante bagaje en el subconsciente, muchos españoles nos enfrentamos cada año a la declaración de Hacienda, rebuscando en la conciencia de nuestros cajones recibos de toda condición que sirvan para acallar las ansias recaudatorias del Estado. ¿Cuántas veces, hijo? ¿Solo o en compañía de otros?

Es tal el miedo a que nos pillen en pecado de omisión que la mayoría nos hemos aferrado a ese moderno instrumento recaudatorio que es el Borrador de Hacienda y lo damos por bueno sin rechistar, no vaya a ser que nos descubra más pecados y nos quedemos sin absolución.

Y el confesor de Hacienda lo sabe y juega con ventaja. Por eso el Sindicato de Técnicos de ese ministerio acaba de denunciar que esta nueva modalidad omite deducciones que afectan a 1,7 millones de españoles, nada menos que el 59% de los borradores. ¿Cuántas de esas deducciones posibles quedarán si reclamar por ignorancia o, lo que es peor, por miedo? ¿Dónde están esos ordenadores, tan listos ellos y de tan jodida memoria, cuando se les necesita?

A la mayoría de los estafados (virgencita, virgencita, que me quede como estoy) les basta con la absolución. No conviene hacerse notar demasiado en la casa del recaudador. Sólo los que se confiesan sin guión, a las bravas, viven en un sinvivir a la espera del juicio final del inspector, temerosos de haber olvidado algún pecado capital. ¿O quizá debería decir del capital?

pedro     04 Junio 2008 19:53 |
España se comporta con los saharauis esquivando la mirada al igual que la esquiva cualquiera de nosotros cuando detiene el coche ante un semáforo y un joven africano le ofrece por un euro un paquete de pañuelos de papel que el pobre acaba de comprar en el Lidl por la mitad de precio. El rápido gesto de decir que no va siempre acompañado del gesto avergonzado de bajar la vista y eludir la mirada del inmigrante. Luego, uno piensa que no puede andar comprando pañuelos en todos los semáforos porque si lo hiciera, menuda ruina, y además que a ver qué haces con tanto pañuelo.
España dejó a los saharauis a expensas de Marruecos y así continúan, en un eterno empate que en realidad no es tal porque para ellos ese empate es un oprobio, mientras que para Rabat es lo contrario. La posición de España es que “la solución corresponde a las partes”. A eso se le llama tener una posición diplomática, aunque esté por ver, ciertamente, si podríamos tener otra. España tiene la razón diplomática, del mismo modo que Marruecos tiene la razón fáctica, pero ninguno de ellos tiene la razón a secas, que es la buena. La razón a secas la tienen los saharauis. España dejó a los saharauis tirados como se tira desde el coche en marcha un pañuelo de papel arrugado en una casucha en ruinas. Podríamos haber nacionalizado a algunos, sí, pero uno no puede nacionalizar a todo el mundo porque si lo hiciera, menuda ruina.

debate     03 Junio 2008 12:43 |
¡VENTE AL ENCUENTRO DE LA IZQUIERDA!



1.- Porque creemos que existe, especialmente en Andalucía, un gran espacio político y social al que no renunciamos, más allá de la socialdemocracia.

2.- Porque no estamos solos. Miles de hombres y mujeres sienten con la izquierda, se rebelan contra la injusticia, se comprometen con los más débiles, trabajan por un nuevo modelo de desarrollo respetuoso con la naturaleza, en definitiva, construyen redes y acciones para un futuro mejor.

3.- Porque no se puede transformar la sociedad desde un solo pensamiento y porque nadie tiene todas las respuestas. Todos tenemos fragmentos de un espejo común que sería necesario empezar a unir.

4.- Porque para construir la izquierda del futuro hace falta mucha gente que está fuera de nuestra fuerza política, que están incluso fuera de la política porque la consideran inválida para el cambio social.

5.- Porque creemos en una izquierda participativa, abierta y no creemos que existan vanguardias que marquen el camino sino acciones y pensamientos que lo construyen

6.- Porque pensamos que hay que construir puentes entre la izquierda social y política, así como con la diversidad de pensamientos que la componen, en especial, el feminismo, el ecologismo, el andalucismo de izquierdas y el pacifismo.

7.- Porque creemos que para el futuro de la izquierda es necesario un cambio radical del modelo organizativo actual de IU, construido desde abajo pero, a la vez, abierto desde la base a propuestas, experiencias y nuevas incorporaciones.

8.- Porque queremos vivir nuestra militancia de izquierdas, no como una disciplina sino como un compromiso activo en el que se desplieguen las mejores energías y sea un hermoso camino a la utopía.

9.- Porque creemos que es necesario levantar una propuesta política andaluza que dé alternativas al PSOE y al PP y que se base en las capacidades de Andalucía tanto en lo social, cultural como en lo económico.

10.- Porque amamos el proyecto original de IZQUIERDA UNIDA y, precisamente para que sobreviva, tenemos que cambiarlo profundamente.

HARTO     01 Junio 2008 18:50 |
Isabel, a propósito de Juan Ramón Jiménez.

EL VIAJE DEFINITIVO

Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando;
y se quedará mi huerto con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincon de aquel mi huerto florido y encalado,
mi espiritu errará, nostalgico.

Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.

QUE LO DISFRUTES.

isabel     01 Junio 2008 17:17 |
JUAN RAMÓN JIMÉNEZ Y EL OLVIDO



El cincuentenario de la muerte de Juan Ramón Jiménez apenas ha tenido eco oficial, aunque existían comisiones, patronatos y otros inventos institucionales para su propia gloria. Juan Ramón es un poeta que, de fácil, resulta difícil asirlo, domesticarlo, reducirlo. No es tan popular como Lorca, ni tan proscrito como Cernuda. No es tan rojo como Alberti ni tan atronador como Rubén Darío, pero… es todo eso y mucho más.
A fuerza de no conocerlo, han dibujado un Juan Ramón infantil, reducido a una versión colorista de Platero y yo. Los que no se han atrevido a levantar su pluma contra los numerosos escritores que colaboraron con el franquismo, acusan a Juan Ramón de vivir encerrado en su torre de marfil, ajeno al dolor de la guerra civil y de la represión. Olvidan, porque así lo quieren, su permanente colaboración con la República, con los niños huérfanos de la contienda hasta el punto de vender sus pertenencias para poder atenderlos. Pasan por alto que, en su casa y en su correo, Juan Ramón recibía al mundo, generoso y abierto.
En estos últimos años, en una nueva historiografía terrible, mezcla del periodismo del corazón y de una revisión cínica en clave pseudofeminista, hemos visto artículos donde lo hacían responsable del suicidio de una escultora enamorada y de haber silenciado la voz y el talento de Zenobia Camprubí.
La poesía de Juan Ramón, sin embargo, atraviesa todas estas brumas, navega sola sin necesidad de los vientos favorables de una crítica snobista y de unas instituciones que no saben dónde colocarlo. Esencial y directa la poesía de Juan Ramón sigue llegando puntual a sus destinatarios y alimentando a nuevos poetas. El inventor del Sur poético, el amante de Moguer y Sevilla, el andaluz universal se lleva mal con las hornacinas catetas y las misas institucionales. O sea, que está vivo.
YO NO SOY YO


Soy este


que va a mi lado sin yo verlo;


que, a veces, voy a ver,


y que, a veces, olvido.


El que calla, sereno, cuando hablo,


el que perdona, dulce, cuando odio,


el que pasea por donde no estoy,


el que quedará en pié cuando yo muera.

HARTO     01 Junio 2008 11:52 |
Cuidado.

Para que los que no somos excesivamente inteligentes nos viene muy bien que las cosas se pongan claras. Vamos a ver.
Atrás quedaron los tiempos en que, con la llegada de unos personajes, un tanto siniestros, estábamos sumidos en la confusión.
A saber:
Felipe González, anticomunista feroz, dejó la izquierda como un solaz. Propició la cultura del pelotazo e inculcó a los más jóvenes el lema del “todo vale” entre otras lindezas.
Ante esa tesitura del principal partido de la izquierda, esa juventud adoptó unos valores éticamente muy ambiguos.
Paralelamente, el otro gran gurú, este de la derecha, José María Aznar llegaba al poder en virtud de las barbaridades de su antecesor y de disfrazarse de Caperucita .
El tiempo (poco) nos demostró en lo que podía mutarse este personaje.

Mientras tanto, los votantes de izquierda (la real y la virtual) se habían instalado en la comodidad del sofá para ver el fútbol y habían adoptado esa actitud complaciente de ver la repetición de las jugadas. Sus ideas se habían vuelto cómodas, confortables, lejos de veleidades de izquierda. ¿A quién le interesa eso del Sahara, de la igualdad, de los derechos fundamentales, de la educación, la sanidad, el SIDA, el Tercer Mundo, los indígenas, la explotación, la inmigración, etc. Definitivamente la cosa estaba jodida. La prueba, los últimos resultados en las municipales en el Lugar.

Cuando todo estaba más confuso, cuando estábamos con la picha hecha un lío, cuando no sabíamos quienes éramos, de dónde venimos, a dónde vamos, a quién votamos, quienes son los nuestros…viene la derecha y nos echa una mano. Se alían la COPE, la iglesia católica, la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Rouco, Jiménez Losantos, doña Espe, Jose Mari, su mujer y los Legionarios de Cristo, el PP, parte el PA, el OPUS, etc y van y salen del armario, nos sacan de dudas y nos ponen las cosas nítidas. Benditos sean.

Y si ellos se quitan la careta y salen del armario y se presentan de lo que realmente son (una prueba es la ferocidad con que se emplean en el Pueblo, como suprimen la libertad e expresión en su foro filtrando los comentarios, como se dedican a lo que históricamente se han dedicado, a las sacristías y a conseguir pelotazos para la familia, amigos), nosotros ya lo tenemos más claro. Ya podemos identificar al contrario y de paso reafirmarnos. Esto que parece tan simple, ha costado sangre, sudor, lágrimas y….votos.

Bueno, ahora que parece que la cosa está clara, más o menos, ¡ojo! el peligro puede estar en nosotros.
Puede ocurrir que pensemos que el cáncer somos nosotros o parte de nosotros, y que haya que extirpar, cortar, restar, suprimir. Que nos peleemos por saber quién mea más lejos. Que sigamos con los celos y las castas.
Entonces no habremos aprendido nada. Habremos nadado durante mucho rato para ahogarnos en la orilla, habremos vuelto al mismo sitio de partida. A la nada.

Y vuelta a empezar, y los que no somos muy listos volveremos a picar.

Como casi siempre.
[B]HARTO[/B][B]HARTO[/B]

el semaforo     30 Mayo 2008 23:15 |
La consulta de Ibarretxe30 May 2008 12:20 Compartir: Tags: Ibarretxe política vasca
En el Estado español, preguntar a la población de un determinado ámbito geográfico lo que piensa sobre esto o lo otro no tiene nada de anticonstitucional. Si así fuera, habría que prohibir la actividad de las empresas que se dedican a realizar sondeos de opinión. Varios estatutos de autonomía –caso del de Cataluña (art. 122) y del de Andalucía (art. 78)– regulan la convocatoria de consultas populares, tanto a escala autonómica como municipal. Cabría citar toda una ristra de consultas promovidas en España desde 1977 por poderes públicos, sobre todo municipales, realizadas con el ánimo de conocer la opinión mayoritaria de la población correspondiente, sin que nadie haya hecho nunca nada por impedirlas. (Fue muy comentado el referéndum que se verificó en Chinchón para decidir de qué color querían sus vecinos que fueran pintados los balcones de su plaza porticada. Felipe González lo utilizó para ridiculizar a los que por entonces reclamábamos un referéndum sobre el Tratado de Maastricht.)

Lo que la Constitución proscribe no es la celebración de toda suerte de consultas populares, sino la realización de referendos políticos vinculantes que no hayan sido autorizados por el Gobierno del Estado. Pero lo que el lehendakari Ibarretxe está planteando no es un referéndum vinculante, sino una mera consulta.

Una especie de test, sólo que a escala autonómica.

Por supuesto que cabe discutir qué sentido tiene. Ibarretxe sabe muy bien –en realidad lo sabemos casi todos– que la gran mayoría de la población de la comunidad autónoma vasca, si se lo consintieran y tuviera ganas de hacerlo, respondería “sí” a las dos preguntas que él quiere plantear. Los estudios demoscópicos que se han realizado sobre ambos particulares no dejan lugar a dudas.

Es obvio que lo que el lehendakari pretende es colocar al Gobierno de España ante la evidencia de que está negando a un pueblo –pequeño y con limitada importancia electoral, pero pueblo y nacionalidad, según la propia legislación española– el derecho a decidir sobre su propio futuro. Tan obvio como que a Rodríguez Zapatero no le apetece nada que esa evidencia quede patente.

HARTO     29 Mayo 2008 23:07 |
MARUJA TORRES hoy en el País
Progreso
Como para lanzar cohetes, pero a nuestros pies, en plan fustigue. El último informe anual de Amnistía Internacional hace temer que sea cierta la teoría de un amigo mío que insiste en que el Cromañón no sobrevivió al Neandertal sólo porque éste fuera menos hábil para adaptarse a las circunstancias ambientales, sino porque también el pobre era más bondadoso y pacífico. Características que extinguen cantidad, como sabemos, aparte de resultar poco rentables.
Desarrolladas hasta la filigrana y mejoradas a lo largo de milenios, las cualidades del abuelo Croma -a quien alguien pasado de ego rebautizó *** sapiens- en este brioso comienzo del siglo XXI han coronado una meta digna de nosotros. La refinada consecuencia de ese saber adecuarse al medio, ese poseerlo, ese explotarlo, junto a otra condición no menor, la de tener estómago para infligir cualquier daño a los demás que resulte en nuestro provecho, arroja el más lamentable balance en derechos humanos de los últimos tiempos. Éste es un mundo en el que, según la presidenta de AI, Irene Khan, "la injusticia, la desigualdad y la impunidad son hoy las marcas distintivas". En su libro La fuerza de los pocos, Andrés Ortega recuerda un juicio de Foucault sobre el Occidente capitalista, "la sociedad más dura, más salvaje, más egoísta, más deshonesta y opresiva que quepa imaginar". Notemos que, como Ortega añade, "hoy, salvo excepciones, el mundo entero es capitalista". Pero capitalista de ahora. Sin complejos ni escrúpulos. La especie humana, que logró ponerse en pie habiendo salido de una charca, ha conseguido lo que parecía imposible: convertir el planeta en una ciénaga, un lodazal que apesta a enfermedad moral, a sangre y a pasta gansa.
Sí, es para echarnos cohetes. Y filmarnos con el móvil y colgar el vídeo en la Red, en la sección dedicada al Progreso.

progresista     29 Mayo 2008 12:17 |
jueves 29 de mayo de 2008
LA VIDA EN GAZA PENDE DE UN HILO



Este es el resumen de una carta, más bien un grito a la conciencia, enviada por Cristina Ruiz Cortina, una compañera de Málaga, después de salir de Gaza hace apenas unos días:
“Salgo dolida por el silencio y más que por el silencio por la criminal complacencia que habita en las clases políticas, en los diplomáticos, en los estrategas, en muchos periodistas y en bastantes miembros de organizaciones internacionales…”
“Ya sé que mis palabras son duras, pero más dura es la vida de los palestinos de Gaza encerrados y bajo asedio a merced de la voluntad de Israel y de lo que traiga el mercado negro. A merced también del crecimiento e incremento de grupos radicales que van a dejar a Hamas a la altura de una chirigota. Más dura va a ser la vida de Shaima, de 8 años que aún tiene que recomponer su pierna a sabiendas de que no se podrá recomponer su familia rota por el ataque israelí. O la de Huda Ghalia, ya lejos del interés de los medios de comunicación, que vio la muerte de su familia en la playa hace dos años. Como dura es la vida de Salima que comenzó en la diálisis hace dos años y que con 16, cada día, dos veces a la semana, se le presenta un martirio para llegar al hospital, porque no hay medios de transportes y a veces cuando llega, no funcionan las máquinas o se paran por que no hay luz, o están ocupadas porque ya pasó su turno.”
“Los constantes cierres y cortes de combustible de todo tipo por parte de Israel, no discrimina entre niños que están en una incubadora, pacientes que viven dependientes de las máquinas, ancianos, niños que ven suspendidas las clases, trabajadores de todas las clases que no pueden desplazarse a su trabajo. Este castigo colectivo, junto a los constantes ataques está llevando a Gaza a una situación desesperada, pero no por ello claudicante, no por ello vencidos.!
“…Esta actitud, de la que es más responsable que nadie Europa, -y dentro de Europa cada uno y todos los países firmantes de los Convenios y Cartas de Ginebra – que obligan a cada uno de ellos a cumplir y hacer cumplir con cuestiones tan elementales y básicas como proteger a la población civil ocupada…”
“Desde el Jerusalén ocupado comprendo y asumo que nuestro trabajo se enfrenta a retos muy duros y difíciles, porque como seres humanos no podemos ni seguir impasibles ni seguir las mismas estrategias de trabajo y sensibilización que hace algunos años, cuando la opinión pública era más receptiva. Siento que a lo largo de todos estos años la solidaridad internacional no ha podido quebrar ni una sola de las voluntades de Israel que sigue con sus planes de judaización de Jerusalén, ocupación permanente de Cisjordania y destrucción del guetto de Gaza. Y lo peor de todo ello es que el inadmisible y doloroso silencio que se tendió sobre Palestina sigue espesándose. Un silencio que incluye, dolorosamente, al gobierno de Ramala.
Se lo debo a Salima, a Shaima, a Fátima, a Sonia y a otras muchas mujeres, hombres y niños que de alguna manera, y a pesar de su sufrimiento, me han dedicado una sonrisa en Gaza. “


don mariano     28 Mayo 2008 21:41 |
Voces de muerte sonaron cerca de Génova Street. ¿Quién quiere liquidarte, Mariano de dura crin? Mis cuatro primos Heredia, porque dicen que perdí las malditas elecciones que nos ganó José Luis. Y me acusan de que ahora a todo digo que sí. ¿Por eso quieren matarte, voz de clavel varonil? Por eso, Antonio Avendaño, y porque nunca cedí a las viles amenazas de los listos de Madrid.
Disculpará el improbable lector esta salida por peteneras lorquianas, pero dado que, sobre la crisis del PP, en prosa ya se ha dicho todo y no se ha concluido nada, parece que sólo la poesía puede esclarecer un poco las espesas tinieblas en que está sumida nuestra derecha, a cuya actual guerra carlista lo que tal vez mejor le cuadre sea eso, un romance chusco saqueado directamente al pobre Lorca.
En estos extraños días de huracanes vengativos azotando los callejones de la derecha de España, no es difícil imaginarse a Rajoy recitando a Lorca bajo la luz de la luna negra. Trágico como un gitano a punto de morir, declamaría melancólico el malherido líder del PP: “Pero yo ya no soy yo, ni mi casa es ya mi casa”. Veremos si en Valencia es capaz Rajoy de recuperar su casa y su persona.
Mientras tanto, concluyamos el macarrónico romance: Mariano, un consejo último te querría transmitir: cuando estés en lo peor no se te ocurra decir: ¡Ay, Pedro J. Ramírez, ten hoy compasión de mí! ¡Ay, Federico Jiménez, llama a la Guardia Civil!

antonio     28 Mayo 2008 12:32 |
En agosto de 2006, Federico Jiménez Losantos sufrió un agudo ataque de sinceridad. Entrevistado cariñosamente por El Mundo le preguntaron qué le decían sus hijos después de escucharle en la radio. Cabe suponer que la pregunta se refería a los insultos y barbaridades que suelta cada mañ***, porque su respuesta fue: «“Cuando alguno lo hace me dice: ¿Y no puedes decir eso mismo de otra manera?”. Yo le respondo: “Ya, e ibas a estudiar tú en una universidad americana si lo digo de otra manera”».

Eso sí que es tener las “ideas claras” y no las del lema electoral del PP. Losantos puede haber sido en su juventud comunista y maoista y mutar con los años a un liberalismo neoconservador trufado con ramalazos genuinamente ultras. Pero lo que tiene meridianamente claro es el negocio. Hace ya tiempo que descubrió la altísima rentabilidad de sus monólogos matutinos y de sus tertulias incendiarias. Importa poco si al que conviene atizar es al rey, al fiscal general o a la madre de una víctima del 11-M. Menos importa aún si las homilías se basan en alguna verdad contrastable o en la simple inquina. A tal conclusión crematística llegaron también el cardenal Rouco Varela y otros altos miembros de la jerarquía eclesiástica: con Losantos la Cope les da algún disgusto, pero sobre todo da dinero.

Esa prioridad no es incompatible con el segundo interés del personaje y de su emporio: dictar al principal partido de la oposición la estrategia que debe seguir y los líderes idóneos para ejecutarla. Losantos nunca encontró grandes virtudes en Mariano Rajoy, alias maricomplejines, pero lo apoyó durante los cuatros años en los que el PP se plegó a sus intereses. Desde el 9 de marzo las cosas son distintas. Rajoy ya no le sirve y, con el visto bueno de Pedro Jota, no parará hasta devolverlo a su plaza de registrador de Santa Pola.

lucia     28 Mayo 2008 12:20 |
ELOGIO DE LA PEREZA EN VERSIÓN ANDALUZA



He tardado mucho en hablar de él, pero de toda mi familia, uno de los personajes literarios que me resultan más atractivos (y creedme que hay muchos) es mi tio Miguel.
Nací en un pueblo andaluz donde, con excepción de los trabajadores del campo, el ideal de vida para las clases acomodadas consistía en no trabajar. No en acumular riquezas ni objetos, sino simple y llanamente en no trabajar. Desgraciadamente, al poco de nacer nuestra generación, la boyante sociedad de consumo (batidora, mesas de formica, grandes frigoríficos, televisión) acabaron con esas formas de vida contemplativas y curiosas, pero no para mi tio Miguel que siguió fiel a su ideal vegetativo.
Hace poco mi tio fue al médico por un desarreglo del riñón. El facultativo le dijo que le daría la baja.
- Pero le advierto, que no podrá usted trabajar en este tiempo.
- Por eso no se preocupe –repuso mi tio- Pregunte usted en todo el pueblo si alguna vez le he quitado yo el jornal a ningún padre de familia.
Y es que Miguel no ha trabajado en toda su vida. Heredó una pequeña propiedad agrícola y una casa. Cuando el campo empezó a perder valor y la sociedad de consumo presionaba, él redujo sus necesidades pero conservó su dolce far niente.
Por la mañ*** da una vuelta por el pueblo y viene cargado de anécdotas y chascarrillos. Después de comer, él y su mujer, Ángela, se acuestan a dormir una larga siesta en su amplio dormitorio, con las persianas de madera bajadas. Después de algunas horas se despierta y advierte una indecisa claridad.
- Ángela…¿qué es…de día o de noche?
- No lo sé, Miguel.
- ¡Qué felices somos!-responde él.


12606
opinión
<< Inicio < Prev 621 622 623 624 625 626 627 628 629 630 Próximo > Fin >>